martes, 26 de noviembre de 2013

Crazy Heart-Corazón rebelde

Gran película. Pasó sin pena ni gloria por España. Es más, casi ni había oído hablar de ella. Salvo porque ganó dos Oscar hace tres años. Pero ni me había interesado por ella. Y hace unos días tuve la oportunidad de verla. 
Un cantante cincuentón de música country que se encuentra de vuelta de todo. En su juventud llegó a la cima. Lo tuvo todo. Pero, ay!!! la buena vida! Casado cinco veces, alcohólico, asqueado de todo, con un hijo que hace 30 años que no ve. 
Ahora toca y canta en garitos de mala muerte donde gana unos cuantos dólares que le permiten malvivir de motel en motel. Sus únicos amigos, la botella de whisky y su guitarra.  Y bebiendo, intenta olvidar su soledad y todo lo que llegó a ser. Un pequeño accidente le hace ver que está solo, muy solo.
¿Se puede cambiar en esa situación? Eso es lo que nos enseña la película. Nunca es tarde. Pero para cambiar se necesita la ayuda de los demás. Y no cuento más; hay que verla. Merece la pena.
Gran película. Inmenso Jeff Bridges. Más que merecido el Oscar que se llevó. Además canta y toca él. El otro Oscar se lo llevó la canción principal de la película. La canta un tal Ryan Bingham. Preciosa canción. A disfrutar la música y a ver la peli como sea. No defrauda.