domingo, 19 de marzo de 2017

La izquierda es una rabia contra Dios

El texto no es mío. Está copiado. Pero resume perfectamente el sentir de gran parte de la izquierda. Me quedo con una frase: "La izquierda es fundamentalmente una rabia contra Dios por no poder alcanzarle." 
No quieren prohibir la Misa en la tele, quieren prohibir la Misa. No quieren prohibir la Misa, quieren prohibir a Dios. No quieren prohibir a Dios, quieren suplantarle. Éste es el gran sueño fundacional de la izquierda y su única razón de ser. Sustituir a Dios por el Estado. Sustituir la caridad por la burocracia.
Su propaganda es que quieren ganarnos para acabar con lo nuestro, pero su verdad es que quieren eliminarnos para tomar lo nuestro. La izquierda, y ya no digamos la extrema izquierda, es fundamentalmente una rabia contra Dios por no poder alcanzarle. Consiguen infundirnos su mismo temor pero nunca su Gracia. A veces saben copiar su ira pero nunca su amor.
Por eso los católicos les molestamos tanto y les ofendemos tanto, porque cada vez que pasamos por su lado somos la evidencia de su derrota, de su fracaso, de su Estado fallido contra Dios, de su burocracia colapsada por la caridad, de sus siniestros burócratas superados por la buena gente reflejada en la sonrisa de Dios. Somos la constatación de que su terrible persecución ha sido burlada por nuestro perdón y nuestra misericordia.

2 comentarios:

El último de Filipinas dijo...

Lo que nadie comenta es que al católico que puede ir físicamente a una iglesia, ver la misa por la tele no le exime.

Anónimo dijo...

Eso ya se sabe...la de la tele es para los que no pueden ir por razones mayores.