jueves, 3 de mayo de 2012

Dalai Lama Guardiola


Que el mundo del fútbol profesional es una bazofia es algo que ya nadie cuestiona. Los billetes son los que mandan y todos se mueven a su alrededor. Los jugadores, entrenadores e incluso directivos, no sienten ya los colores de sus equipos; los únicos que sienten son los morados, amarillos y verdes de los billetes de 500, 200 y 100 euros. Además, los que están metidos en ese mundo, la gran mayoría, son personas sin formación, cuyo único objetivo es la fama, el lujo y la buena vida. No han recibido una educación buena, sin valores ni virtudes y su comportamiento deja mucho que desear en todos los ámbitos de la vida. Y vaya por delante que no me refiero a tener estudios ni nada de eso.
Hace 4 años asistí a un partido de fútbol entre el equipo de mi colegio y un equipo de un barrio de Granada. Los jugadores eran niños de 13 años (1º y 2º de ESO). Desde el primer minuto de juego, viví uno de los espectáculos más bochornosos, miserables y cutres que he presenciado nunca. Los padres de los jugadores del otro equipo empezaron el partido gritando frases como: "¡Rómpele la pierna! ¡Un cáncer para tu puta madre! ¡Árbitro cabrón, hijo de puta!". Las que más gritaban eran las madres; alguna, roja de la congestión de los gritos, azuzaba a las demás para que intimidasen al árbitro y a los niños de mi colegio. Cuando comprobé que tras diez minutos las cosa seguía igual, me largué. ¡Qué asco! Luego me quedé pensando en valores y virtudes de los futbolistas. Con padres así ¿qué educación recibe la mayoría? Triste, muy triste. Al día siguiente desapunté a mi hijo del fútbol.
Salvo raras excepciones en el fútbol de élite (Butragueño, Valerón,...) la mayoría de los futbolistas son un trozo de carne con ojos, educados en campos de fútbol y con la educación de un grillo. Ejemplos los tenemos cada domingo en cualquier campo. Insultos, patadas barriobajeras, malos modos, fingir entradas o agresiones inexistentes, menospreciar al público o a los periodistas... Y fuera de los fines de semana también los vemos cómo visten, cómo hablan, los coches que llevan... son una panda de palurdos, que se han visto hinchados de euros.
Toda esta introducción venía a cuento del tema que quería comentar. La mayoría de los futbolistas son unos "gitanos", unos macarras, unos chonis... Pero cuando un futbolista deja de serlo, lo sigue siendo en la mayoría de los casos. Así que, muchos entrenadores siguen siendo unos macarras. Y Guardiola también. Por mucho que se empeñen algunos en hacernos ver que es el Dalai Lama, que es la reencarnación del santo Job o que es la pseudo madre Teresa de Calcuta. Guardiola siempre ha sido un indeseable. Como jugador, lo fue. Parece que ya nadie se acuerda de sus devaneos con cierto tipo de "sustancias" en Italia. Y como entrenador lo sigue siendo.
Su falsa humildad queda patente en cada rueda de prensa. Siempre apocado... siempre agachando la cabeza... siempre... pero cuando puede, la mete doblada. En granada tenemos una expresión que lo definiría muy bien: tiene muy mala follá!!!!!
Él nunca habla de los árbitros... si gana, porque si pierde bien que arremete contra ellos. Pero no arremete como otros, a lo bestia; arremete con muy mala leche, sabedor que más daño hace una frase irónica que una directa. Y para colmo se destapa ayer con una frase gloriosa: "El Madrid es justo campeón, pero se han escondido cosas detrás de nuestro silencio". Este tío es imbécil. Si el Madrid es justo campeón, lo reconoces y ya está. Y si no lo es, explicas por qué. Y si no, te callas. Todo el año se ha pasado diciendo que él, del rival no opina. Y ahora, cuando pierde, sí que habla. Y encima, habla a medias.
Me alegra que se vaya. Y cuanto más lejos mejor. Me parece que ha hecho más daño que bien al fútbol español. ¿Español? Aún recuerdo cuando dijo que eran de un pequeño país al note de la península ibérica. Menudo judas!!!!! Para que nadie me diga que me tiran los colores... Cristiano Ronaldo me parece el mayor gitano y macarra del fútbol mundial.

3 comentarios:

Rocket dijo...

Completamente de acuerdo.

Yo fui uno de los que se dejó "engatusar" con su fair play y su cabllerosidad/objetividad.

Habría que preguntarle, en todo caso, por qué calló el Barça, ¿no?

Saludos,
Rocket

Cruzcampero dijo...

Vaya por delante que yo soy del Betis a mucha honra (hoy mas honra aún que ayer ganamos al eterno en su campo, ahí es ná).
Y comparto que Cristiano es un macarrulo de pies a cabeza... Es chulo y prepotente, pero almenos le ves venir...
Los hay mas chulos y prepotentes que el que van de santos y eso si que no lo soporto...
Ala Pep, ve con Dios y llévate la misma paz que dejas...
Como diría el famoso epitafio: "Señor espero que recibas a mi esposa con la misma alegría que yo te la mando".

Robert Redford dijo...

Tienes razón Cruzcampero... a Cristiano y gente de su calaña, se les ve venir. Pero a tíos como Guardiola... y sí, me gusta esa palabra... es un PREPOTENTE. Y lo peor es la cantidad de gente que opina que es un santo varón. A la mierda con él