domingo, 20 de marzo de 2011

Nuclear, si gracias


Copio y pego del Blog de Kachoperro una entrada interesantísma sobre la polémica de las nucleares.

En mi linea habitual de crearme amigos, hoy vamos a poner con datos en la mesa la energía nuclear, en su apartado más temido: la radioactividad.
El tema está muy en boga, azuzado por el accidente nuclear de Fukushima debido al terrible terremoto y posterior tsunami en Japón.
La radioactividad se mide en milirems (mrem). Cuesta encontrarlo, pero leemos que en el accidente de Fukushima:
"The U.S.-based Nuclear Energy Institute recorded the highest radiation level at the Fukushima Daiichi site at 155.7 millirem at 1:52 p.m. on March 13. However, radiation levels went down to 4.4 millirem in the evening. The Nuclear Regulatory Commission placed a 100 millirem per year dose limit for the public."Resumiendo: se alcanzó un nivel máximo de 155,7 mrem, que enseguida se redujo a 4,4 mrem.
Y ya andamos todos acojonados. Vamos a morir de terribles cánceres, se nos va a caer el pelo y de paso los genitales...
Pues bien. Según los especialistas, el hombre puede llegar a soportar sin peligro aparente hasta 1.000 mrem.
Lo siento por los ecologistas y gente de buena o mala voluntad. No voy a entrar en el debate de ideas, ni en políticas energéticas. Eso daría y está dando para ríos de tinta...
Tan sólo vamos a poner los datos en su sitio. Luego ustedes que son mayorcitos e inteligentes me saquen sus propias conclusiones.
De momento, lo quieras o no, recibes cada año de forma acumulada 360 mrem, 300 de los cuales son de fuentes naturales.
¿Cooomoo? Pues si, porque en este planeta, cualquiera está expuesto de forma natural a "niveles de radiación".
Mira estas peligrosas fuentes radioactivas:
Dormir junto a alguien durante 8 horas: 2 mrem. La exposición viene del Potasio natural radiactivo que existe en el cuerpo de la otra persona.
Central térmica de carbón, viviendo en un radio de 50 millas (80 km): 0.03 mrem
Central nuclear, viviendo en un radio de 50 millas (80 km): 0.009 mrem. Hay mucho torio y uranio en el carbón. Ambas cifras se consideran muy bajos niveles.
Vivir en una casa de mampostería: 7 mrem. La piedra, el ladrillo y el adobe contienen radioisótopos naturales.
Vivir en el planeta Tierra: 200 mrem. Estamos viviendo en un mar de Radón. El Radón es un gas noble que proviene de la descomposición natural del Uranio y del Torio en el suelo, desde la creación del sistema solar, y se difunde a través de la tierra hacia el aire. Contribuye a más de la mitad de nuestra exposición total de radiación. Hasta el agua es radiactiva, ya que lleva radón disuelto. Por cierto, la sana costumbre de la abuela de ventilar 15 minutos la casa hace que no se acumule en ella demasiado el radón. En los modernos y eficientes edificios, al retenerlo, se le cree al radón sospechoso del llamado "Síndrome del edificio inteligente"
Fumar: hasta 16.000 mrem. La hoja de tabaco actúa como absobente de isótopos de larga vida, como el Radón, el Plomo-210 y el Polonio. Pequeñas partes de los pulmones pueden contener concentraciones enormes de radiación en comparación con el entorno. Dientes de porcelana o coronas: décimas de rem. El Uranio a menudo se añade a estos productos dentales para aumentar la blancura y fluorescencia de los mismos.
Viajes Aéreos: 1 mrem cada 1000 millas (1.600 km) recorridas. A 30.000 pies (9.000 m) de altura se está más cerca de la radiación ionizante (rayos gamma así como partículas de alta energía) del sol.
Grand Central Station, en Nueva York: 120 mrem para los empleados. Sus paredes de granito tienen un alto contenido de Uranio. Grand Central Station, en Nueva York: 120 mrem para los empleados. Sus paredes de granito tienen un alto contenido de Uranio.
Nueces de Brasil:? (supongo que muuuchos mrems). Este es alimento con más radiactividad del mundo, debido a las altas concentraciones de Radio (1000 veces el promedio normal de los alimentos).
Plátanos: mogollon de mrems. Los plátanos contienen mucho potasio. Son uno de los considerados "materiales radiactivos legítimos" ya que -junto con otras mercancías como la cerámica o la arena para gatos-, son los suficientemente radiactivos como para hacer saltar las alarmas en puertos y aduanas. (Mirad esta entrada de Microsiervos si no me creéis)
El Edificio del Capitolio de Washington DC:? (muchísimos mrems?). Este edificio es tan radiactivo, debido al alto contenido de Uranio en sus paredes de granito, que nunca podría ser legalizado como planta de Energía Nuclear…
Fuentes: Living with Radiation, the First Hundred Years America the Powerless /Los Alamos Science /Bluebells and Nuclear Energy.
Ahí lo dejo. Lo siento por los hipocondríacos. Lo de arriba viene de un artículo yanki, así que podéis cambiar el Capitolio por el Acueducto de Segovia y la estación Gran Central por la de Soria, pero no cambiará gran cosa.
Eso de sentirte atravesado continuamente por partículas radiactivas de origen planetario o cósmico es la esencia de la vida y la evolución, queramos o no.
Y el suelo español es además rico en material radiactivo (la zona centro de hecho es un macizo de granito), así que superamos la media.
Hale. Ya están puestas las cosas a su escala.
Saquen sus propias conclusiones.

2 comentarios:

Antonio Gaisse dijo...

Te lo he "fusilado", Newman, y me lo han publicado en el periódico de mi pueblo.

Robert Redford dijo...

Querido Antonio... New-man es el otro. Yo soy Redford. ¡Si es que la edad no perdona!