sábado, 21 de febrero de 2009

Sigue votando PSOE


5 comentarios:

Pere dijo...

Seguirán votando! son así

Lázaro dijo...

Lo siento, pero tu entrada me recuerda al alcalde ese de Madrid (ni sé exactamente de dónde era ni cuál es su nombre), que no hace mucho abrazaba cariñosamente Zapatero y que decía aquello de que todavía haý mucho tonto de los cojones que vota a la derecha. Con todo el respeto: hay que aprender a no pecar de lo mismo. Saludos.

Robert Redford dijo...

tienes razón Lázaro. Lo quito. Gracias

Un lector dijo...

Pues yo estoy en total desacuerdo con Lázaro.

Un comentario de un alcalde en un foro público no es lo mismo que un comentario de un anónimo en su propio blog. Un alcalde representa a todos los habitantes de un municipio y debe respetar todas los opciones políticas. Newman se representa a sí mismo, está en su propia casa-blog y no responde ante nadie porque no tiene por que hacerlo (bueno, sólo ante Redford). Y si no te gusta lo que escribe, pues apagas el ordenador. Nos ha jodido. Ahora resulta que no puedes opinar lo que quieras ni en tu propia casa.

Newman: sigue haciendo todos los cometarios políticos que quieras. Otra cosa es que yo no esté de acuerdo con casi ninguno.

Lázaro dijo...

"LECTOR", el señor Reford, que a mi juicio, si es que me permites tener juicio, ha demostrado ser un señor, publica una entrada con la que, simplemente, estaba en desacuerdo. Como entiendo que la esencia de un blog es "postear" y esperar que te dejen algún comentario y como en este blog a veces me encuentro cosas que me gustan y me divierten, lo visito y digo lo que me parece. Al señor Reford, que yo sepa, nunca le ha importado, y, desde luego, mientras él no me diga lo contrario, seguiré visitando su blog y seguiré opinando libremente, procurando no ofender a nadie. Ahora, tú, "lector", estate tranquilo: no se me ocurrirá pasarme por tu santa casa, no vaya ser que te presentes tú en la mía y me pongas el ordenador de sombrero, por el atrevimiento. Mi paso por la bloggosfera no persigue soliviantar a nadie. Un saludo.