jueves, 19 de mayo de 2011

No ir a votar es de tontos

Mi amigo Rafa Cabrera es periodista y desde hace unos meses, vive fuera de España. Desde Italia sigue las noticias de España y se hace una idea de lo que aquí ocurre. En esta carta muestra su opinión sobre el acontecimiento que inunda la prensa estos últimos días. Perfecto Rafa.


A veces la distancia te permite ver las cosas con cierta perspectiva. Durante más de una década he participado muy de cerca en la información política española, y más concretamente en la andaluza. Ahora vivo fuera de España y solo de reojo sigo los acontecimientos de nuestra querida y reseca piel de toro.
El domingo quise leer los diferentes sondeos preelectorales y me solivianté al descubrir la semilla de unas manifestaciones "espontáneas" que bajo el lema "Democracia real ya" proponen a los ciudadanos en paro, a los jubilados apaleados, y a los ex votantes del PSOE cabreados manifestar su malestar no acudiendo a las urnas.
Dicen que no están alentados por ninguna fuerza política pero las Subdelegaciones del Gobierno (del PSOE) las han permitido sin rechistar en las diferentes ciudades con tanta más facilidad cuanta mayor era la derrota pronosticada en las encuestas.
La democracia real es aquella en la que se vota, aquella que permite al pueblo depurar responsabilidades por la mala gestión y la corrupción. La que deja vía libre al ciudadano para que elija que programa de futuro le gusta más.
¿Quien está intentando desmovilizar a los ciudadanos bajo la máscara de la movilización ciudadana?, ¿quién se cree a estas alturas que no hay interés político detrás de estas movilizaciones que han contado con la bendición del gobierno de ZP, con el ministerio de Interior dirigido por Alfredo Pérez Rubalcaba?
Con la perspectiva que da la distancia me atrevo a decir que los españoles hemos pecado de indolentes,siendo capaces de soportar a políticos incompetentes mucho más tiempo del estrictamente necesario. Y también me atrevo a decir que ese puñado de manifestantes están teledirigidos por alguien que piensa que los españoles somos tontos. De hecho, si logra convencer a cinco millones de parados de que la mejor forma de mejorar su situación es tumbarse este domingo en el sillón y no ir a votar, entonces significará que efectivamente además de muchos parados hay muchos tontos en España.
Desde la distancia, prefiero pensar que eso no va a pasar, que lo que todo el mundo ve desde fuera como una manipulación estúpida no va a afectar a los españolitos de a pie. ¿Verdad que no?
P.S. Dicen que las manifestaciones se están convocando en las redes sociales pero yo estoy en casi todas las redes y no me ha llegado ninguna convocatoria. Con esta nota espero dignificar un poco el buen nombre de los que estamos en red. ¿quien nos está intentando utilizar?