jueves, 16 de abril de 2009

De la mañana a la noche


Siempre me ha gustado la radio. De los tres medios principales, es sin duda, el que más me apasiona. Empecé a escucharla cuando tenía 15 años, por las noches, en la cama, en un aparato inmenso que ponía cerca de mi oreja y muy bajito para no molestar a mi hermano. A los 18 ya me hice con unos Walkman con radio incorporada y con auriculares. Gastaba pilas por un tubo pero estaba casi todo el día enganchado.


No me acuerdo por qué, pero empecé escuchando Antena 3 radio. García por las noches; el mundo del deporte no tenía nadie que lo contase mejor que él. Pero mi mayor descubrimiento fue Antonio Herrero. ¡Cómo disfrutaba con él! Era de los pocos que lo mismo criticaban a los del PSOE que a los de AP (en aquella época era Alianza Popular en vez del PP). Investigaba, entrevistaba, indagaba,…


En muy poco tiempo, el programa de Antonio Herrero, El Primero de la mañana, se colocó líder de la radio española. Y claro, una cadena tan crítica con el poder, no gustaba al propio poder. Así que había que cargársela. En 1992, lo consiguieron. Fue el famoso antenicidio. Echaron a todo el grupo: los dos Herrero (Luis y Antonio), José María García, FJL, y algunos más. Los bautizaron como "El sindicato del crimen".


Desembarcaron en la COPE. Y con ellos, desembarcamos muchos que queríamos seguir escuchando verdades. Cuando Aznar subió al poder, Antonio empezó también a darle caña. Y esto supuso movimientos extraños para intentar echar a Herrero de la COPE. Pero, por desgracia, en 1998, Antonio Herrero murió en un accidente mientras buceaba en Marbella. Y muchos nos quedamos huérfanos. Lo sustituyó Luis Herrero; pero no era lo mismo. Luis es más “blandito” y condescendiente.


Más tarde, lo sustituyó Federico Jiménez Losantos y con él, “volvió” Antonio Herrero. Luis se dedicó a la política, García se retiró y FJL se quedó solo. Se unió entonces a su equipo César Vidal, que como él, habla bastante clarito y llama a las cosas por su nombre. Entre ellos dos han hecho que la COPE suba como la espuma. Y eso, sigue sin gustar al poder. Así que desde hace años, los mandamases coperos siguen recibiendo presiones para quitarse del medio a este dúo.
Y parece que por fin lo han conseguido. La verdad siempre molesta. Y, por lo que se ve, hay algún pez gordo que quiere la cabeza de Losantos en bandeja de plata. Les han ofrecido dirigir a los dos la Linterna, sabiendo de antemano que dirán que no.


Así que se irán. Y yo, como miles y miles de "escuchadores" radiofónicos, me iré con ellos donde vayan. Si escucho la COPE es por ellos y si ellos no están, adios a la cadena de los obispos. Espero que los jefazos de la COPE tengan un buen recambio para Federico y César; si no, la cadena desaparecerá en pocos meses. Y lo sentiría por los trabajadores que se queden en la cadena.

9 comentarios:

New-Man dijo...

Tarde o temprano, llegara el día, a mi me llegó, que este tipo dirá algo de alguien que opina como tú, y ese día te insultará, te despreciará, será autosuficiente en su crítica, no dejará sitio a la redención, argumentará con sarcasmo, se reirá de tus defectos o equívocos, … y sólo porque simplemente no piensa como lo haces tú. Me parece un tipo listo, culto y que controla el medio, es una pena que su enorme egocentrismo le esté consumiendo, yo ya hace tiempo que desayuno café… la bilis por las mañanas me sentaba fatal…

Mordigan dijo...

Pues si se va...pues nada. Nadie es insustituible, se fue Garcia y vino De la Morena. Y se irá Losantos y la radio seguira siendo un vehiculo de comunicacion de masas. Tambien Carlos Herrera dice las cosas como las piensa (incluso en temas actualmente dificiles como los religiosos, el jueves santo retransmitio entera la madruga sevillana) y nunca suelta por su boca sapos y culebras como Losantos. Dicho esto, yo no acepto las formas de Losantos aunque lo que dice me parece muy razonable.

isra dijo...

la exposición me ha recordado mi propia relación con la radio, salvo que yo pasaba de los deportes y me quedaba con Carlos Pumares (era cuando uno no tenia mas obligaciones que hacer peyas del instituto y podía trasnochar escuchándole). Y la historia de la cope con Antonio, Luis, Federico, Cesar, la he vivido día a día.

Sin prensa puedo pasar, sin tele por supuesto, pero sin radio NO, no concibo estar en la cocina recién levantado y desayunar sin escucharla.

Yo soy el primero que reconoce que a veces las formas le pierden, pero el fondo es casi incontestable.

Donde vayan iré yo y aunque digan que la COPE se repondrá de su pérdida se equivocan, si sobrevivió a Antonio o a Luis del Olmo fue porque vinieron otros iguales o mejores.

Esto es la sentencia de muerte de COPE

Robert Redford dijo...

¡¡¡¡Es verdad!!! Se me había olvidado las noches con Pumares. Eran geniales. Y luego repetían el programa de García. Y al terminar éste, empezaba Antonio Herrero. Y luego iba a clase su prima. ¡Qué noches aquellas!!!

isra dijo...

jajajajajaaja a la prima no la vi porque siempre me quedaba dormido

agua vaa dijo...

Pues mi opinión es que JLS podrá gustar mas o menos (a mi no me gusta) pero está meridianamente claro que está haciendo daño a la Iglesia. Creo que harán bien quitándolo. Hay muchas formas de hacer crítica y oposición, y la suya no es nada limpia.

Robert Redford dijo...

Querida agua va: comparto contigo la idea que FJL te podrá gustar más o menos y que en tu caso no te gusta. Me parece fenomenal. Lo que no entiendo es que digas que está haciendo daño a la Iglesia. ¿En qué consiste este daño? Su crítica a los políticos, es cierto que en muchos casos deja mucho que desear en cuanto a las formas, pero todo lo que dice es cierto. No veo porque perjudica esto a la Iglesia.

agua vaa dijo...

Tu lo has dicho, son las formas... Supongo que lo que dice lo dice "con fundamento" y razón, pero la dosis de malaleche y la forma de insultar a todo el mundo que tiene hace que la gente se "escandalice" de que un tipo asi "trabaje" para la Iglesia. Por eso digo que hace daño. Yo he oido a gente decirlo y, la verdad, no tengo argumentos para defender, ni a los obispos, ni a JLS.
Que conste que no le quito razón. (ni a ti, Robert) Es solo que la mala baba que usa para exponer sus opiniones son motivo de escandalo para mucha gente.

NIVAL dijo...

Sinceramente, amigos de la oreja planchada por los antiguos SONY de a kilo, mi modesta opinión es que cuando los humildes comunicadores se trasforman en "estrellas", se vuelven prepotentes, y, una de dos, o dirigen rebaños o espantan ingenuos escuchantes.
A algunos les ha sentado fatal el éxito, (De la Morena, Gabilondo, o el mismo Jimenez Losantos), y puestos a escuchar, investiguemos nuevas y sorprendentes emisiones.
De esa forma descubrí en Intereconomía El gato al agua, o a Herrera, (lo sé, herrera es grande desde hace mucho tiempo, pero no da esa imagen).
Lo siento, en los deportes, tenía muchas esperanzas depositadas en el de la Cope, pero se ha vuelto tan gilipollas como De la Morena en poco tiempo. Afortunadamente, el de Onda Cero, (perdón, pero para los nombres soy pésimo), parece normalito.
En definitiva, ser valiente sín el respaldo de un poder fáctico debe ser dificíl, y Federico y Cesar huelen s Libertad Digital que tiran para atrás, tal vez por ser accionistas de ese medio.
Una sugerencia, los domingos a partir de las 8:30, (ya, madrugón), en www.radiointer.com, un programa cuando menos interesante, sobre todo independiente y valiente.
Un saludo susurrado al oido, AMIGOS.