miércoles, 28 de mayo de 2008

Mono podrido

2 comentarios:

Robert Redford dijo...

jajajajajajajajajajajaja....¡Es buenísimo!!!!!!

tedeká dijo...

Algo parecido me pasó a mí con Copito de Nieve. Iba a verlo al zoo de Madrid cuando me encuentro una multitud delante de la cristalera. Me tengo que poner en quinta o sexta fila. En ese momento tiene el buen gusto de vomitar, y acto seguido comerse el vómito con un dedo como si un delicatessen se tratase. En dos segundos estaba en primera fila disfrutando del espectáculo.