viernes, 23 de mayo de 2008

No con mi voto

Si hace 2 meses me hubiesen dicho que la política española iba a estar como ahora está, no me lo hubiese creído. El PSOE no hace nada; el PP no critica en absoluto la política del PSOE; los socialistas defienden a Rajoy; el PSOE no ataca al PP; el PP apoya tesis nacionalistas; María San Gil ya no es nadie en el PP; y Ortega Lara se da de baja en el partido.
¡La leche! Sólo me falta ver a ZP y a Rajoy contrayendo matrimonio homosexual. ¿Y qué va a pasar con todos los que votamos al PP y no nos gusta nada el giro que está tomando el partido? No lo sé.
La verdad es que apoyar con mi voto a un partido blandito, que coquetea con los nacionalismos y con la izmierda, no entra dentro de mis planes. Quiero un partido de ideas y no de equilibrios fantásticos para ganar elecciones. Los Rajoy, Feijoo, Gallardón, Camps, Soraya, Fraga, Cospedal, etc. buscan la victoria a cualquier precio: si se cambian las ideas, no pasa nada; lo importante es ganar. Y yo me niego a votar a gente que piensa así. Y como yo, sé que hay muchos. Por lo tanto, el PP se va a ver privado de muchos votos en las próximas elecciones. Sé que hay que echar como sea al cretino de ZP, pero no estoy dispuesto a votar a otros cretinos que harán el mismo papel.
De todas formas, el panorama no es negro del todo. El mes que viene hay un congreso en el que puede presentarse alguien que le lleve la contraria a Rajoy. No tendrá opciones de salir, pero puede hacer fuerza para que se establezcan las primarias como método de elección de candidato. Confío en miles y miles de militantes peperos que puedan dar la vuelta a la tortilla.

3 comentarios:

Pablo dijo...

¿Qué tesis nacionalistas apoya el PP?

Robert Redford dijo...

Pactos con nacionalistas: en el País Vasco, en Cataluña y en Galicia. Núñez Feijoo ya habla de acercamiento al BNG; en Cataluña, lo mismo con Convergencia. En el País Vasco sobraba San Gil para ese acercamiento.

Anónimo dijo...

Primero habrá que ver si los nacionalistas estarían dispuestos a pactar con esa banda. Cosa difícil. Por otro lado, hay votantes del PP masoquistas que piensan que hay que satanizar todo lo que no sea, signifique, y se sienta como España. Así nos ha ido. Seguir la línea de Aznar en este punto provoca lo que provoca. Ya no son tiempos y hay que jubilar a Rodríguez Zapatero.

Como hay determinados votantes que desearían tener a Federico de Presidente, y a Pedro J. de Secretario General, que se afilien y les busquen los avales necesarios.