jueves, 7 de mayo de 2009

El peor libro que he leido en mi vida.


Aunque me apasiona leer, nunca he tenido suficiente valor como para hacer un crítica literaria. Pero con el libro que acabo de terminar, me voy a atrever, ya que, la autora, me lo ha puesto a huevo. El libro es El Fuego y su autora, Katherine Neville.
No tiene ni pies ni cabeza. Yo creo que la Neville se fumó unos cuantos petas mientras lo escribía. Este libro es la continuación de otro que escribió hace ya unos cuantos años, El Ocho. No me acuerdo si ese era bueno; me gustó, aunque empiezo a pensar que fue por mi poca formación lectora en aquella época.
La historia gira entorno a un ajedrez que parece ser que tiene ciertos poderes. Lo gracioso es que terminas el libro y no sabes qué poderes son. Hay unos cuantos personajes que llevan a cabo una partida de ajedrez, en la que cada uno es una pieza distinta. Por supuesto que acabas el libro y no te enteras de que va la famosa partida. Los diversos personajes aparecen y desaparecen por arte de magia sin explicarte por qué.
Debo de ser más corto que la picha de un virus ya que no me he enterado de nada. Ni quienes son los buenos, ni quienes son los malos ni por qué son buenos o malos; y lo que es más grave, no he conseguido descifrar en qué consiste ser bueno o malo en esta historia.
Mezcla acontecimientos que ocurren hoy en día en EEUU con otros que ocurrieron en Europa o África en el siglo pasado o incluso en el XIX. Te pasas el libro deseando averiguar que relación hay entre esos acontecimientos y, al final descubres que... ninguna. Nada de nada.
La descripción que hace de los personajes es una mierda. No sabes, en ningún momento, cómo es cada uno, ni cómo es la relación entre ellos. Por poner un ejemplo: la protagonista odia a un tío y, de pronto, se acuesta con él. Pasa a ser la persona más maravillosa del mundo. Pero no te cuenta cómo se ha dado ese cambio en ella.
Lo que más me duele es el dinero que perdí comprándomelo y el tiempo que he perdido. Espero que en el próximo invierno me ahorre algo de leña de chimenea gracias a él.
Hacedme caso; ni aunque os paguen. Ni en peligro de muerte, ni aunque vuestra vida dependa de eso. No lo leáis.

6 comentarios:

Mordigan dijo...

Gracias por el aviso...no leí el ocho, pero tanta fama tienen que tarde o temprano iba a picar y leerlos....así no pierdo el tiempo

Gabriel dijo...

A mi también me apasiona la lectura, pero a los libros les concedo cincuenta páginas. Si pasan la primera criba les concedo otras cincuenta. Aquellos que superan mis cien páginas son porque realmente me van a aportar algo. ¡Con lo mucho que hay por leer y el poco tiempo que tenemos!

El último libro que abandoné fue "Ya sólo habla de amor" de Ray Loriga. Me duró cincuenta.

isra dijo...

Me alegra saber que le he regalado un mojón a mi mujer (menos mal que todavía no se lo ha empezado)

Paul Redford dijo...

Robert, eso te pasa por no asesorarte con tu nonuerna librera.

Así que ya sabes.

tedeká dijo...

Llevaba mucho tiempo leyendo best sellers, y acabé aburrido de leer tanta porquería. Los últimos que leí fueron Un mundo sin fin (la continuación de Los Pilares de la Tierra), y cuando por fin lo terminé, me sentí aliviado de acabarlo. No tendría que seguir leyéndolo! (no me gusta dejar libros sin terminar). Después me dejaron El Ocho, que has comentado. Debe tener unas 800 páginas. Cuando iba por la 700 -aproximadamente-, lo mandé a tomar por el culo -lo zerolé-. A mí no me tomaba más el pelo. Así que he vuelto a la literatura de verdad... y qué gozada!! Los dos últimos libros que he leído los he disfrutado muchísimo: Retorno a Brideshead y Mi vida al aire libre (de Delibes).

Anónimo dijo...

wahahaha..rechaz..zino entendieron zon eztupidoz..ez un libro de alkimia pero obvio ezo lo explika ii la formaula del ocho ez la formula para hazer la piedra filozofaz ii el elixir de la larga vida..pero blablabla..hahahah..zuz kabezithaz no lez dan