miércoles, 6 de mayo de 2009

Pachi López, lehendakari


¿Hay alguien que no se haya enterado aún que Pachi López es el nuevo lehendakari? Creo que no. Ha salido como primera noticia en periódicos, radios, televisión e internet. ¿Y cuál es mi opinión de esto?
Creo que lo único bueno de esta noticia, y no es poco, es que por fin han echado a los nacionalistas de la poltrona. El País Vasco retrocedía día a día en libertades debido a los treinta años de "dictadura" nacionalista, en la que los peneuvistas, flirteaban con los asesinos y los hacían sus compañeros de alcoba. En el País Vasco sólo podías levantar la voz si ésta era políticamente correcta; si no, se levantaban otras cosas hacia tu nuca. En el País Vasco, si tenías la mala suerte de ser víctima o familiar del terrorismo, eras puteado por ello: como se suele decir, encima de puta, poner la cama. Del País Vasco tenías que huir si no consentías al chantaje de los asesinos. Los nacionalistas permitían todo esto ya que sacaban rendimiento político.
Pues todo esto, parece que se ha terminado. Y digo parece porque no termino de creérmelo. Por eso decía que lo único bueno era la salida de los nacionalistas. Porque de Pachi López no me fío un pelo. Este señor, hace poco más de un año, se reunió con representantes etarras para intentar la rendición del estado. Este señor, con el cadáver fresco de un edil socialista, se la montó a los representantes del PP que se acercaban a dar el pésame a la familia.
Creo que Pachi López se está sirviendo del PP para conseguir el sueño de todo socialista: mandar y montar su propio cortijillo. Cuando su alianza con los populares le haga bajar en las encuestas, se unirá con los etarras o hasta con el mismo Ibarreche con tal de seguir gobernando.
Creo que lo de López es pan para hoy y hambre para mañana. Lo veremos.


6 comentarios:

Cañadú dijo...

Tú ni eres vasco ni vives aquí, ¿me equivoco?.
Usas bién los términos, "echar a los nacionalistas", porque creo que son ellos los que holgadamente han ganado. Sólo con unas eleciones amañadas donde se priva a ciudadanos presentar candidaturas se consigue la ingnominia, para la mayoría de este pueblo, de tener una presidenta del Parlamento que representa a la cuarta fuerza política (en caida libre, y eso que han echado a la anterior candidata, que si no, lo mismo quedan por detrás de Madrazo).
En algo estoy de acuerdo: el PSOE no es de fiar.

New-Man dijo...

Tú eres vasco y votas al PNV (o similar), ¿me equivoco?.

PUES A JODERSE.

Robert Redford dijo...

Pensaba contestar a Cañadú, pero creo que no merece la pena. Es un mentiroso y no piensa lo que escribe. Te equivocas New-Man. Ni es vasco ni vota al PNV. Simplemente es un gilipollas.

Cañadú dijo...

No,no soy vasco soy andaluz (nacionalista andaluz)y no voto a nadie desde hace años.
Yo estaba en la secretaría de la Universidad de Navarra cuando estalló la última bomba y lo único que quiero es que termine esta historia, pues yo no tengo porque morir por una tierra que ni me va ni me viene y menos aún por la cerrazón de muchos de no querer que un territorio sea independiente si no quiere ser español.
Si te parezco un gilipollas por pensar diferente a tí, pues, lo siento.
Pero una cosa está clara, si en la anterior legislatura en Galicia era una barbaridad antidemocrática el pacto que dejaba fuera al gandor; ¿porqué ahora si es correcto?.
¿Esto no es doble moral?.
Claro que moral y política no casan.

Robert Redford dijo...

Lo de gilipollas no es por pensar distinto a mi. Es por lo que dices que las elecciones están amañadas... sólo faltaría que en una democracia se presenten a las elecciones asesinos que su única forma de diálogo es el tiro en la nuca. Lo siento, pero una persona que piense que esa gentuza debería presentarse, es un gilipollas con todas las letras.
En lo de que no gobierne la lista más votada, pienso como tú. Si en Galicia fue motivo de muchas críticas, ahora también. No estoy de acuerdo.

Robert Redford dijo...

Se me olvidaba. Si quieren la independencia, por mi fenomenal. Pero que la consigan sin coches bomba y tiros en la nuca.
Creo que pocas cosas me gustarían más que los catalanes y los vascos nos dejen.