jueves, 8 de octubre de 2009

¿Cómo podemos ser tan cutres? (I)

Este país está lleno de gente cutre. No... no me refiero a los progres; esos son simplemente gilipollas; no llegan ni a ser cutres. Me refiero a gente que, por no gastarse un euro, son capaces de inventar cualquier cosa. Y si no, fijaros en las fotografías.
¿Y el tío cutre del Mercedes que pa chulearse de coche al que le han birlado su distintivo, fabrica uno con un trozo de alambre?

¿Y el del bar? Antes morir que poner una tubería.

¿Y el mameluco que coloca dos linternas en el faro escacharrado del coche? Me pregunto cómo las encenderá si de pronto las necesita.


Pero lo más cutre del mundo mundial me ha parecido el tio que, como no tiene aire acondicionado en el coche, decide fabricarse uno, que seguro que le ha costado más. Y como el aparato no funciona bien con el motor del coche, decide poner sobre el maletero un generador eléctrico. ¡Manda huevos!

2 comentarios:

La nonuerna de Newman dijo...

Pues olé por ellos, al menos se las arreglan como pueden....
Visto está que el que no se apaña es porque no quiere.
Saludos.

Blumm dijo...

¿De dónde coño sacas estas fotos, Nuno?

Saluditos y abrazos sentíos.