martes, 1 de diciembre de 2009

Feminismo


Leo en El Mundo.es la siguiente noticia: "Condenado a un año de cárcel por colgar en Tuenti fotos de su ex novia desnuda".
Me parece bien que la ley persiga estas cosas. Es penoso que haya gente que vaya por ahí colgando fotos de este tipo. Pero el motivo de que esta noticia me haya llamado la atención es la siguiente pregunta: Si hubiese sido al revés, la hembra cuelga las fotos del macho, ¿le habrían también sancionado a ella con un año de cárcel?
Y mucho me temo que la respuesta es no. Y todo por el absurdo feminismo que impregna a esta sociedad en la que estamos. No recuerdo a quién le escuche el otro día, que la peor ideología nacida en el siglo XX, no eran ni comunismo ni nazismo, sino el feminismo. Y esta idea me dio qué pensar.
Estoy de acuerdo en que el machismo que ha oprimido a las mujeres durante tantísimos siglos es vomitivo. Pero que ahora nos pasemos al otro extremo, es igual de vomitivo. Esto no consiste en equiparar a las mujeres con los hombres en cuanto a derechos u obligaciones. Pretenden que todos pensemos que las mujeres son iguales que los hombres en cuanto a físico, forma de pensar o de ver la vida e, incluso, en la propia fisiología corporal. Y lo peor es que hay demasiados empeñados en que esto sea así. Y lo "más peor" aún es que empieza a haber demasiado cretino que se lo empieza a creer.
Para colmo, este desgobierno que nos lleva al abismo, saca una ley de paridad por la que tiene que haber el mismo número de féminas y de señores en ciertos ámbitos de la sociedad. Y el ejemplo más palpable lo tenemos en el propio gobierno. Como ZP se ve obligado a meter a nosecuantas señoras en su gabinete, y no hay mujeres inteligentes en las altas instancias de su partido, elige a unas descerebradas que no valen un duro para que lleven ciertas políticas de este país. Y así nos va. De culo y cuesta abajo.
¿Y qué decir de la famosa ideología de género? Esto sí que está haciendo daño. No hay hombres ni mujeres, hay seres asexuados que, en el devenir de la vida, van cambiando sus roles masculinos y femeninos a su conveniencia. Ahora soy macho, mañana hembra; y lo mismo me acuesto con un tío, con una tía o con una máquina de coser.
Pero el verdadero propósito de esta ideología es quitarle a la mujer su don más preciado, la maternidad. Parece que les molesta que las mujeres puedan procrear. Si por ellos fuese, la reproducción se realizaría en un tubo de ensayo. Y si pudiesen llegar a más, nos harían mamas a los hombres para que también alimentásemos a nuestros bebés. Y el día menos pensado, los varones tendríamos la regla.
Tengo cinco hijos: dos varones y tres féminas. Desde pequeños, las niñas, instintivamente, les ha dado por jugar con muñecas; y los niños con coches, soldados y balones de fútbol. Seguro que lee esto el típico progre de mierda y dice que yo los he condicionado con regalos machistas y demás memeces. Mentira. Ellos han ido eligiendo lo que querían de acuerdo a sus apetencias.
Me estoy enrollando demasiado. El feminismo es una mierda que se va a cargar la sociedad. Las mujeres y hombres tenemos que ser iguales en derechos y deberes. El resto, hay que dejar a la naturaleza que actúe.

3 comentarios:

si, bwana dijo...

¡Vive la petite difference!

Thorshavn dijo...

A este paso no será la sociedad quien acabe con el feminismo, sino el feminismo con la sociedad, si no lo ha hecho ya.

New-Man dijo...

Lo de la máquina de coser no lo había probado... pero lo de las mamas NI DE COÑA... jamas me acostumbraría al sujetador!!!!!