viernes, 16 de enero de 2009

Que sepas...

En el blog Blanco y Blanco, he encontrado este relato que me ha parecido muy clarificador. Lo copio y lo pongo tal y como está, esperando que Jareb no se moleste por semejante "robo".
Que sepas que si estás cenando con tus padres en un restaurante y te dedicas durante toda la cena a arrojarle huesos de aceituna con verdadero ahínco al comensal de la mesa de al lado, eres de Hamas.
Que sepas que si eres el padre de la criatura y no haces nada por evitarlo, y además miras a tu retoño con arrobo y te admiras de la puntería con que lo hace, eres la autoridad palestina.
Que sepas que si eres el que recibe uno tras otro los huesos de aceituna, y finalmente te levantas, abofeteas al niño, rompes un vaso en la cabeza del padre de familia, y de paso vuelcas la mesa y arrojas la sopa caliente sobre la familia, entonces eres Israel.
Que sepas que si se te hallas en otra mesa, te ofendes con lo que sucede, recriminas al que vuelca la mesa, pero no te levantas de tu silla, entonces eres otro país árabe, salvo aquel que llega a levantarse de la silla pero no da un paso, que en ese caso eres Irán; también puedes ser Rusia si haces ademán de lanzarle una miga de pan al que está regando de sopa a la familia.
Que sepas que si eres el maitre del restaurante y viendo lo que sucede te desentiendes y miras para otro lado, eres Estados Unidos.
Que sepas que si desde tu mesa exclamas: “Vaya, ya la han liado otra vez”, pero mientras, piensas: "¡Uff, menos mal que éste nos hace el trabajo sucio y nos quita la molestia!", eres Europa.
Y si desde una mesa que está situada en otra planta del restaurante, alguien, cuando los camareros ya han recogido el estropicio y todos los afectados se han marchado del local, dice: “Esto es intolerable, esto lo hablo yo con todos y lo soluciono en un periquete” entonces eres Zapatero.

1 comentario:

no soy un ángel dijo...

faltó lo del "talante" jajaj