jueves, 15 de abril de 2010

La tortilla de patata

¿Hay algo más rico que una buena tortilla de patata? Creo que no. ¿Hay alguna comida más sencilla y más complicada a la vez? Tampoco. La tortilla española es un manjar exquisito, es una delicia. Mira que se ha escrito sobre ella... Pero sigue siendo la reina de la cocina en este país.
Patatas, aceite, huevos, sal.Nada más. Algunos le ponen cebolla, pero la genuina es a palo seco. Sin nada. Luego contaré algo que le da un sabor estupendo.
¿Cómo se hace la tortilla? Después de muchos años preparando miles de ellas, he llegado a una conclusión: en Andalucía no tienen ni idea de preparar tortilla. Sí, es una pena; pero es así. Aquí se dedican a cocer la patata. Tremendo error. La patata tiene que estar frita por fuera y poco hecha por dentro. Pero no cocida. El aceite no demasiado caliente (140º).
Otro de los secretos está en el corte. Hay que cortar las patatas en pequeñas láminas, ni muy gordas ni muy finas. También sale muy rica si se cortan en pequeños cuadraditos. Si las patatas se cortan muy gordas, no sale jugosa.
Mi secreto para conseguir una tortilla deliciosa es añadir a las patatas mientras se fríen, un diente de ajo cortado en laminillas finas. ¡¡¡¡Le da un gusto a la patata!!!! Y a mi me gustan las patatas fritas en la freidora, siempre que la freidora no se utilice para freir otras cosas. En mi casa sólo para las patatas. Y tienen que freirse hasta que están doraditas por fuera.
Se baten los huevos en un recipiente y se les echa las patatas doraditas. Otro consejo es que, una vez hecho esto, se debe revolver todo muy bien, machacando levemente la patata. Yo le echo sal en este momento. Hay que ser generoso. Probar un poco en ese momento es un placer tremendo.
Ponemos una buena sartén antiadherente al fuego (a tope) y vaciamos el contenido del reciente. Discrepando claramente de la hermanísima, las tortillas tienen que estar jugosas. Que digo jugosas... el huevo tiene que estar líquido por dentro de la tortilla. Así que, un vez en la sartén, no hay que demorarse mucho en darle la vuelta. Para voltearla utilizo un plato grande de pizza. Es lo mejor. Se vuelve a echar en la sartén. Los restos que quedan en el plato son ingeridos en ese mismo instante.... ¡Qué buenos!
Y ya está. Impresionante. Maravillosa. Única. Y ya para rematar la jugada, yo le echo un poco de mayonesa por encima. Para mi, no hay nada más rico en el mundo. ¡Qué aproveche!

5 comentarios:

si, bwana dijo...

Muy apetitosa, aunque utilizando idénticos ingredientes, prefiero no mezclarlos y disfrutar de un par de huevos fritos con patatas idem.
Lo de las láminas de ajo en la tortilla es genial.

Robert Redford dijo...

Bwana... no está mal tampoco lo de los huevos con patatas... me apunto. Un saludo.

Anónimo dijo...

Redford, cuando me invitas a probar una de tus tortillas???
Tienen que estar muy buenas... menos lo de la mayonesa !!!!

Robert Redford dijo...

Querido anónimo... ¿Cómo quieres que te invite si eres eso, anónimo?

Anónimo dijo...

Hola gente! muy bueno tu artículo, aunque difiero de alguna cosilla, la genuina sin cebolla? tortilla española, te lo enseñan en cualquier curso de cocina, en cocina o en restauracion, siempre con cebolla, luego.. cada uno al gusto, y la patata cierto que no debe estar cocida, sino como bien dices, por dentro melosa y por fuera dorada, pero 140 grados.. son pocos, 160 y queda genial, y te lo dice alguien q ha ganado muuchos concursos de tortilla! jeje enhorabuena!