martes, 19 de febrero de 2008

Lección magistral de economía

Lección magistral de economía que si se la hubiesen dado a ZP en un par de tardes, otro gallo nos cantaría. Son tres escenas distintas de la serie "El ala oeste de la Casa Blanca". Me llama la atención la gran diferencia entre la economía intervencionista de centro-izquierda y la economía liberal de centro-derecha.



¿Por qué tengo que aguantar a los que saben mejor que yo lo que a mi me conviene? Que me dejen en paz y ya me sacaré yo las castañas del fuego.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Sinceramente no creo el problema sea el tema del intervencionismo o liberalismo de la política económica, la diferencia es saber hacer en cada momento, el Sr. Rato y el Sr. Montoro tienen clara su política económica, mientras que si miramos a los ministros de economía del Psoe nos encontramos con aunténticos mediocres: Solbes (alguién sabe de donde viene), Solchaga, Boyer... en fin ... estos ni intervienen ni hacen nada porque directamente no saben que tienen entre manos, Solbes habla como si fuese un doctor en la materia pero luego no da ni una... y la gente del Psoe lo tiene por sabio...., SOLO LO SUPERA MORATINOS EN DECIR PAYASADAS.


Por otro lado está claro que el superavit presupuestario no es la suma de las cuantías que de mas nos quitan a través de los impuestos, y dicho superavit no se puede repartir como la paga del domingo (eso es precisamente lo que hace ZP al hablar de los 400€ y el resto de medidas electoralistas), no es mala idea que el estado ahorre, ni tampoco pensar en esa seguridad social para "los que no se pueden sacar las castañas del fuego", o crear un fondo para momentos de crisis (a la clase en la que se hablaba de esto Solbes faltó)... en fin, que ojalá en marzo volvamos a tener a un ministro de economía que sepa de economía.

Un saludo.

Robert Redford dijo...

Tienes razón en todo lo que dices y pienso lo mismo, pero lo sobre lo que pretendo hacer hincapié, es sobre la idea de que ellos saben mejor lo que nos conviene a todos; si nos dejan libertad, nos vamos a confundir y no vamos a saber usarla. Aún recuerdo el anuncio de la DGT en el que decían "no podemos conducir por ti". Ni falta que hace; ¿quién les ha dicho a estos que yo quiero que conduzcan por mi?
Desde principio de esta legislatura se han dedicado a prohibir; es la legislatura de las prohibiciones. Pretenden encauzar nuestra vida según su idea de cómo se debe vivir. A mi, que me dejen en paz.
Lo de que Solbes es mediocre, es ser muy generoso. Creo que es un pelele que no tiene ni voz ni voto y que van haciendo con él lo que Z quiere en cada momento. Estos tios no saben gobernar ni tienen una idea a la que seguir. Su único lema es perpetuarse en la poltrona.

teka dijo...

he leido tu perfil y me ha hecho muchísima gracia.tú si que sabes venderte...jeje
Ahora no me de tiempo a leer tus entradas porque me voy al curro pero me pasaré más por aqui a ver si son tan buenas como el perfil.
un saludo

toi dijo...

al final estamos en el meollo de las sutiles diferencias entre izquierdas y derechas, si es que a estas alturas existen.
Lo que sí que existe es el desastroso social socialismo, que ha arruibado a Francia y que nos está arruinando a nosotros.
El muy denostado Aznar (que al final cuando se creyó un César la cagó, pero fue al final) HIZO EL MILAGRO de desfazer los entuertos que precisamente Solbes había desencadenado con González.

Al margen, me fascina esa serie, con su guiones magistrales, esos actores, esas luces cenitales de las claraboyas de la Casa Blanca... lo que pasa es que como TVE nos odia lo emiten cuando le sale de los huevos al nota de turno, osea, un episodio cada dos o tres meses. y aleatorio, sin orden. Tendré que trasgredir gozosamente las leyes y bajármelos con el emule

Paul Newman dijo...

Solbes, siendo ministro de González, estaba considerado el torpe entre los torpes del Consejo de Ministros. Y ahora pasa por ser el tipo más capaz del gobierno de Rodríguez Zapatero. ¡Vivir para ver!

Driver dijo...

Pues a mí la única ecuación que me queda de la univerdad es:
Ingresos - impuestos - gastos = AHORRO.
AHORRO = FUTURO

Pero creo que ahora es una ecuación políticamente incorrecta.

La correcta es:

(Ingresos +/- impuestos)^6 +/- gastos/(e+i)^69 = ¡Empanadillas de Móstoles!

¡Menuda empanada ecónomica nos están dando!