martes, 31 de marzo de 2009

Pepiño dixit

"No queremos que ninguna niña de 16 años vaya a la cárcel por abortar". Ni tú ni nadie, mameluco cretinoide. ¿Quién ha pedido que vaya?
Este tío es increíble. Miente como un cosaco. Él y los que como él capitanean el partido de la mentira, hacen continuamente eso, mentir. Disfrazan la realidad a su antojo para que todo parezca distinto. Y los miles de incautos y pardillos que hay en este país, sucumben a su falsedades y engaños. No sé si es peor él o los que se creen sus rebuznadas. Por eso va todo tan mal.
Ahora resulta que los argumentos que éstos esgrimen para defender el aborto, es que no quieren mandar a ninguna mujer a la cárcel y que en época de Aznar se practicaron abortos y nadie se quejó. Y lo que me toca las... es que digan que amplían así los derechos de la mujer. Manda carallo, Pepiño.
Lo único que ampliáis es la barbarie, la bajeza moral y la mierda en la que se hunde esta sociedad.