domingo, 8 de marzo de 2009

Que aborte Aido


La nueva ley del aborto que la Ministra de Igualdad ha preparado bajo la atenta mirada de Zapatero, es una aberración. Sólo un vistazo por encima para que nos demos cuenta de la incultura de estos sectarios que lo único que les preocupa es el beneficio propio.
El aborto siempre ha sido y será un asesinato. Está más que demostrado que lo que una mujer lleva dentro de su útero es una vida humana. Siempre he tenido la curiosidad que algún partidario del aborto me explique en qué momento empieza, según él, la vida; en qué milésima de segundo, un feto pasa de ser una cosa a ser una persona.
Dejando esto claro, vamos con la nueva ley. Se permite el aborto libre hasta la semana 14 de embarazo. Si buscamos en la red cómo está el niño en esa semana, encontramos:
Tiene pelo en su cabeza y pestañas, los parpados permanecen pegados. Puede moverse con mucha facilidad. En la ecografía ya puede apreciarse el sexo del bebé y comprobar que sus órganos están perfectamente. Su piel es transparente y pueden verse sus órganos, empieza a percibir la luz y su cabeza va siendo más proporcionada con el tamaño de su cabeza.
¿No se le cae la cara de vergüenza por ser la inductora de semejante salvajada?
La ley sigue diciendo que se puede abortar hasta la semana 22 si la salud de la madre o la del niño están en peligro. ¡Si lo matas, su salud sí que está en peligro!
Pero lo que me parece increíble es que se permite abortar en cualquier semana del embarazo si el niño trae alguna malformación. ¿Especificará la ley qué tipo de malformación? ¿Tener seis dedos en una mano se considera malformación? ¿Quién es la Ministra para decidir sobre la vida o la muerte de una persona con alguna tara física?
Imaginemos una mujer embarazada, que acude al médico y éste le dice que el niño que espera tiene síndrome de Down. Ella no sabe si abortar o no. Decide tenerlo. Da a luz y al verlo por primera vez, le pide al personal sanitario que lo maten. ¿Lo harían? ¿Sería un asesinato? En cambio, si eso mismo ocurriese el día anterior al parto, no pasaría nada. ¿Cuál es la diferencia entre un día antes o un día después? ¡Ninguna! El niño es el mismo. Y si llevamos este argumento hacia atrás, ¿cuál es la diferencia entre un día antes de parir y dos días antes? ¿Y entre tres y cuatro? ¿Y entre 30 y 35? ¿Y entre 14 semanas y 14 semanas y un segundo?
Esto es una chapuza que sólo sirve para que puedan acallar su conciencia y que las clínicas abortistas puedan seguir forrándose.
Espero que la oposición dé la cara y guerree bien en el parlamento la anulación de esta ley asesina que tanto nos recuerda a la Alemania nazi. Por lo que a mi respecta, no me queda más que pedir a Bibiana que aborte la famosa ley.

4 comentarios:

agua vaaa dijo...

Completamente de acuerdo contigo. De todas formas hay mucha gente dentro de ese partido que no esta conforme con esta ley asesina.
Porque vamos, dejar que una niña de 16 años decida si aborta o no, sin consultar a sus padres tiene mucha tela. Cuando hasta para comprar una cerveza se supone que necesita autorizacion paterna/materna, al igual que si se van de excursion el colegio e instituto nos hacen firmar a los padres una autorización. Cómo se come esto?

Natalia Pastor dijo...

Lo más terrible,la génesis de todo,es la aberración moral y jurídica de convertir lo que era un delito,en un "derecho privativo de la mujer".
El aborto ha pasado a ser considerado un derecho que merece ser protegido.
No se protege la vida del "nasciturus",no; se protege esa estupidez absoluta que se esconde bajo "el nosotras parimos,nosotras decidimos".
De ahí al "la maté por que era mía",hay un paso.
Es algo aberrante desde el punto de vista moral, y que deja a las claras por donde van los designios zapateriles.

no soy un ángel dijo...

lo de malformación se refiere a malformación que impida su supervivencia, por ejemplo que sea acéfalo, no malformación de falta de forma (le falte un dedo, un pie), puesto que no impide su supervivencia.
No estoy deacuerdo más que en estos casos, existen miles de formas de evitar un embarazo, exceptuando una violación, debería prohibirse en los demás casos.
Obviamente, estoy deacuerdo contigo.

Anónimo dijo...

Y en caso de violación no sería asesinato?